viernes, 10 de mayo de 2013

Bajarse al moro

“Bajarse al moro” es una obra teatral escrita por José Luis Alonso de Santos en 1985. Fue estrenada en el teatro Principal de Zaragoza y en el Teatro de Bellas Artes de Madrid bajo la dirección de Gerardo Malta. El éxito de esta obra aumentó con su pase al cine.
Chusa es una chica que vive en Madrid en un piso con su amigo Alberto, Jaimito y su hámster Humphrey. Un día aparece Chusa con su amiga Elena, que se ha escapado de casa y viene con ella. Las dos planean ir a Marruecos a comprar hachís para vender aquí y sacar dinero.
El problema surge cuando a la hora de elaborar el plan y ver cómo traerán el cargamento al país, Elena le confiesa a Chusa su virginidad. Ésta lo arregla diciendo que Alberto “solucionará el problema”, a pesar de que ella mostrará celos ante la situación porque ella está enamorada de él.
Al principio, Alberto se niega pero al final le convencen. Entonces, llega Dña. Antonia, la madre de Alberto, diciendo que su marido ha salido de la cárcel, con lo que se chafa el plan. Al día siguiente Jaimito se muestra interesado por Elena, pero ella no parece corresponderle, si no más bien, que es por Alberto por quien se interesa.
Cuando Jaimito vuelve de la compra, encuentra a Chusa en casa y le dice que Alberto y Elena están en el cuarto. La situación de nuevo se ve cortada por unos drogadictos que llaman a la puerta para comprar heroína y se vuelven violentos hasta el punto de que los 4 amigos se ven amenazados. Jaimito se las ingenia para salir con la pistola de Alberto que es policía y los ahuyenta. Accidentalmente, Alberto dispara a Jaimito y le tienen que hospitalizar.
Cuando Alberto va a buscar a Jaimito al hospital, Chusa se ha ido a Marruecos seguiendo su plan pero sin Elena. Elena está en casa hablando con Dña. Antonia. Cuando llegan los dos, la madre de Alberto se va y reciben una llamada en casa del vecino de quien se han hecho muy amigos en esos días. En la llamada le comunican a Alberto que han detenido a Chusa porque la han pillado con la droga.
Jaimito quiere ir a verla y a la vuelta ve a Alberto que está recogiendo sus cosas. Alberto ha decidido desentenderse puesto que él es policía y que ya dejó muy claro que no quería saber nada de estos asuntos. También se va Elena con él. Jaimito se enfada y se decepciona ante la actitud de sus amigos con la situación.
A los dos días llega Chusa a casa porque la han soltado y Jaimito la pone al tanto de la situación. Jaimito se va a llamar y aparece Elena, con quien discute Chusa; hablan de que se va a casar con Alberto, de que la devuelva el dinero que la prestó (que Chusa no le quiere devolver) y de que debe de salir de ese mundo que no es bueno para ella. Llegan después Alberto y su madre y recogen el resto.
Después de quedarse solos, Chusa le confiesa que está embarazada seguramente de Alberto pero que es un problema sólo suyo. Jaimito aclara que él también la va a ayudar y que ya verían lo que harían. Al final, Chusa va a salir a la calle dejando claro, tras el comentario de su amigo, que ella seguirá trayendo gente de la calle que necesite ayuda. Jaimito concluye con que es la mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario